Fotos Campamento Verano Ogarrio

sábado, 14 de marzo de 2015

Empresa de la igualdad


“Esta es una empresa que destaca por ser muy respetuosa con el medio ambiente y con los derechos humanos; sobre todo fomenta la igualdad entre hombres y mujeres, tenemos un porcentaje muy similar de hombres y mujeres en nuestra plantilla.” Estas son las palabras textuales de Don Alfonso Pérez, director de la empresa en el décimo aniversario desde que se inauguró.
****
Hace un par de semanas se jubiló el subdirector de la empresa, una persona de plena confianza y muy implicada en ésta. Desde entonces el director busca desesperadamente alguien que pueda cubrir la plaza vacante, ya que la ausencia de subdirector no causa muy buena imagen. A oídos de Marta, trabajadora de la empresa desde sus inicios, ha llegado esto, y hoy se dispone a hablar con el director:
- Don Alfonso, ¿podría hablar con usted?
- Por supuesto, cualquiera de mis empleados es bien recibido
- Perdone mi atrevimiento, pero he pensado que, como está buscando alguna persona de confianza para cubrir la plaza de subdirector, quizá yo esté capacitada para cumplir ese trabajo. Como usted sabe tengo mucha experiencia en esta empresa ya que llevo bastantes años aquí, me gustaría acceder a ese cargo, daré todo lo posible de mí.
El director la interrumpe.
- No dudo de su cualificación, pero queremos una persona que tenga disponibilidad absoluta, que sea fuerte psicológicamente, y sobre todo, una figura que imponga y transmita fuerza, en conclusión que transmita liderazgo.
****
Al final de la jornada, el director de recursos humanos se dirige a Lucía para comunicarle algo:
- Buenos días señorita Lucía, tengo que hablar contigo.
Lucía empieza a asustarse, si Pepe tiene que hablar conmigo no es para algo bueno, piensa.
- Claro, dígame Jose Luis
- Verás, hace un tiempo que la empresa no va muy bien económicamente, ya sabes, esto de la crisis nos afecta a todos, tenemos que apretarnos el cinturón, y bueno, pensamos que últimamente no estás rindiendo lo mismo que hace unos meses; nos hemos visto obligados en hacer un recorte de personal, es por el bien de la empresa, tenemos que poner todos un poco de nuestra parte.
Lucía, casi a punto de llorar, le dice desesperada:
-Por favor, no me eches, estoy embarazada de cinco meses y no tengo más ingresos.
-Lo siento, hay que aprender a diferenciar entre la vida personal de la vida laboral, aquí no  estamos para contemplaciones de ese estilo.
****
Al día siguiente Don Alfonso le pregunta a José Luis lo siguiente:
-¿Le has comunicado a la empleada Lucía lo de su despido?
- Bueno, se lo he insinuado, me ha dicho que está embarazada, que tiene pocos ingresos..., y demás lamentos.
- Estas mujeres que sentimentales son. Lo siento, pero la empresa no puede permitirse una baja por maternidad, nos hunde.
- Te entiendo perfectamente, a veces es necesario tomar medidas de este estilo. Oye, acerca de lo del subdirector, ¿tienes alguna sugerencia?
- No sé... no tenemos a nadie que de con el perfil que queremos, tendremos que hacer nuevas contrataciones y elegir a alguien que se asemeje al perfil. Además dar opciones a nuevas personas da prestigio a la empresa.
**** 
“Se comunica que próximamente habrá nuevas ofertas de trabajo para esta empresa, entre estas, el puesto de subdirector. Se realizarán entrevistas para elegir al personal”
****
Algunas mujeres de la empresa y también algún hombre, hacen una reclamación diciendo que  no se está tratando de manera igualitaria a hombres y mujeres, ya que se va a despedir a alguna empleada por el hecho de estar embarazada, o no se piensa que ciertas mujeres estén capacitadas para algunos trabajos, porque se cree que no pueden liderar como lo haría un hombre.
****
El director se dirige a Jose Luis:
- Tengo que hablar contigo, puesto que eres la persona en la que más confío de la empresa. ¿Te has enterado de la reclamación?
- Sí, ¿Puedo hacer algo al respecto?
- Pues mira, yo creo que lo más fácil va a ser quitárnoslos de en medio, ya sabes, despide a todos los que hayan firmado esa reclamación.
- Pero, nos vamos a quedar con poco personal.
- No importa, nos las apañaremos. Por cierto, he pensado que quizá te nombre subdirector.


Por Patri

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos tu comentario.
¡Por favor no olvides identificarte!